¿Quién se atreve a decirme lo contrario?

¿Y quién me dice que no puedo tapar el sol con un dedo?

Que no puedo brillar más que las estrellas

Que ni a los talones de la luna pueden llegar mis huellas

¿Y quién me dice que ser sensible me hace débil?

Si la sensibilidad es quien sostiene la sociedad en decadencia

Sentirse humano sin aires de superioridad o condescendencia

¿Quién se atreve a decirme que el amor no es suficiente?

Cuando es la razón de supervivencia y existencia

El amor enfrenta la contaminación del odio y su propagación

Somos humanos, somos sensibles, somos fuertes por amar y por sentir

¿Quién te dice que no puedes tapar el sol?

Cuando tus manos son creadoras de arte y de pasión

Cuando tu mente es poesía e inspiración

Tu sonrisa no tiene fronteras y se expande en cada constelación

La pureza de tu alma es la causa y consecuencia de que el mundo siga subsistiendo.

No existen límites para llegar a Marte, mucho menos que te impidan amarte, no hay confusión al respecto, los argumentos son precisos y concretos, no dejes que tu esencia se contamine con la abundante existencia de putrefacción.

Anuncios

Amor sin fecha de caducidad.

Mi corazón necio y apasionado, te ama con cada fibra existente, nuestras pieles se mezclan perfectamente, sin margen de error alguno, nuestras manos encajan mejor que un rompecabezas, eso te lo digo con total convicción, el universo ha sido cómplice y testigo, de los momentos que a tu lado han sido vividos, nuestros cuerpos son el esbozo; producto de noches con mucho más que pasión, no hay duda alguna, creo que incluso haces que pierda la razón, y eso es decir demasiado, en medio de mi locura sigo considerando que tengo mucha cordura, pero qué le puedes decir tú a mi cabeza, si eres el culpable de cada sensación, sentimiento, pensamiento y emoción, no pongo la más mínima resistencia, lo más evidente es que me perteneces y yo a ti ni se diga, pero sin ataduras, libremente, con espíritu, energía, vibra y conexión, cada día te voy conociendo y me enamoro más de tu esencia, cada día me complementas y no hay ninguna contradicción en este amor que sigue creciendo y no tiene fecha de extinción.

¡Defínelo!

Decir que el amor es tranquilo probablemente sea un error, tal vez lo sea un poquito, pero no del todo, porque mira; el amor es un poco alborotado, le falta algo más de cordura, el amor es apasionado, libre, con intensidad, sin riendas, desmedido, y ¡joder! Sí que quema al rojo vivo, a sangre pura, te hace crecer, sentir, vibrar, es casi como subir en una montaña rusa con la adrenalina a mil, bajas y subes, no sabes cuándo se detiene, pero quieres sentir más, primero te aterra por falta de seguridad, luego disfrutas, sientes euforia, no te quieres bajar, no sabes qué te espera con exactitud, pero a ciencia cierta, ¿quién quiere saber cómo va a terminar, si la idea es disfrutar y vivir más allá del límite en el intento? de todas formas ¿quién está lo suficientemente cuerdo como para descifrar el amor? Si un poeta apasionado crea poesía cuando tiene vuelvo añicos el corazón, cuando un borracho narra sus relatos con botellas en la mano sobre amores que lo destrozaron, un sinfín de historias escritas en miles de diarios, no basta con escuchar, no basta con lo que te cuenten, el amor va más allá de superficies, va más allá de cicatrices, cura heridas y le da a tu vida los más hermosos matices, o eso es lo que dicen ¿no? Da igual, tienes que vivirlo, que te penetre los poros y te coja el alma, un claro ejemplo de ello soy yo, aquí escribiendo sobre algo que no entiendo pero disfruto al máximo mientras lo voy conociendo, pero abriendo el tema, ¿qué definición le das tú? a este que parece ser indefinible, le dicen amor…

Última carta

De todas las cartas que te escribí, esta es la última y sabes que es para ti:

Sé que han transcurrido un sin fin de noches, desde la última vez que observé tus ojos, desde que acaricié tu piel y besé tus labios, debo aceptar que al inicio parecía imposible continuar sin ti, sin tus caricias, sin tus abrazos, sin tu amor, sin tus manías, sin tus juegos, sin tu humor, me costó una eternidad de horas, días, meses, ir dejando a un lado poco a poco tus recuerdos, eso fue lo que inevitablemente me destrozó, más de lo quebrantada que ya estaba.
Intenté de mil formas, una y otra vez, no pensar en ti, tratar de olvidarte, sacarte de mi mente, de mi vida, de mi corazón, pero esa fue la parte más difícil, porque estabas impregnado en mi piel, incrustado en cada parte de mis huesos, en lo más profundo de mi ser, porque el amor que sentía por ti quemaba como fuego ardiente, fluía como veneno por el torrente de mis venas, explotando mis neuronas, colapsando completamente mi alma.
Incontables veces morí en tus brazos, intoxicada de pasión, pidiendo a gritos que no me dejaras, suplicando que no te marcharas… pero mientras tocábamos el cielo, no me percaté que cuando partieras viviría un desesperado infierno, un sufrimiento exorbitante, desbordante, en cada madrugada con una botella entre las manos buscando escape, aterrorizada, sumida en la soledad, vuelta trizas, convirtiéndome lentamente en cenizas, por mucho, demasiado tiempo, hasta que entendí que soltarte, dejarte ir, era lo que debía, lo que tenía que hacer, porque inocentemente te enseñé todo, mis quiebres, mis debilidades, mis defectos, mis vacíos, mis imperfecciones, te confié no una parte sino cada una de ellas, me entregué a ti por completo y sin embargo no supiste que hacer, aún así decidiste irte, no pudiste entender, tal vez no fue suficiente para ti, porque no te alcanzó para quererme de la forma en que yo a ti te amé.
Llegué a tal punto de no reconocerme, de sentirme miserable, de creer que algo me faltaba, por culparme a mí, de haber fallado, de no haberte dado más, cuando la culpa realmente fue tuya, por no saber apreciar y valorar lo que te ofrecí, porque nunca te di nada a medias, siempre recibiste mi cien por cien y tal vez mi error fue no recibir nada de ti, de aceptar sin refutar, tu cincuenta cincuenta, sin reparos, sin más, por conformarme con tus excusas y pretextos baratos, creyendo que era todo lo que merecía, me perdí en el proceso, en el agotador proceso de quererte, pero de eso sí me culpo, por todo el sufrimiento que tuve que soportar, por no darme cuenta a tiempo cuando tenía que dejarte de amar, me desgarraste, me heriste con tu forma de supuestamente querer, pero no lo noté, estaba vendada, me cortaste las alas, caí en tus patrañas, caí en tus brazos y no quise abrir los ojos, no quise darme cuenta, no quise aceptar que tu amor eventualmente terminaría por asesinarme completamente.
Hoy todo ha cambiado, tuve que hacerlo, tuve que lidiar con aquel dolor insoportable en el pecho, tuve que afrontarlo, tuve que sanar herida por herida para poderte olvidar, para que no dolieras más, noche tras noche, la tinta y el papel fueron mi refugio, cuando lo único que hacía con mis letras era aferrarme a tu recuerdo, hoy con seguridad te digo que gracias a ti aprendí a querer mejor, a no desvanecerme en el intento, a no cometer los mismos errores, ni lamentos, hoy por mi cuenta sigo floreciendo, cada día aprendiendo a amar un poquito más, hoy te veo y siento paz, la brisa me acaricia, el lápiz se me acaba y sólo queda en mis textos el fantasma de tu amor fugaz.

Laura Valentina Mesias.

Star 1.

Te observo, analizo tus facciones, tus gestos, tus movimientos, te beso y acaricio tu cuello, me desvanezco en tus manos y me pierdo en tu sonrisa, le pregunto a las lunas en tu piel cuántas constelaciones me quedan por descubrir, cuando tus caricias inevitablemente me llevan a otra dimensión, cuando me consumo en tus rincones

Sometimes…

A veces sólo necesitamos un abrazo, o quizá de alguien para no sentirnos tan vacíos, nos dejamos llevar por la monotonía y todo se torna sin sentido, pero la verdad es que somos masoquistas, nos gusta escuchar canciones que nos ponen más tristes y vamos a lugares que nos hacen recordar momentos en que fuimos felices con quienes ya no están, pero es inevitable, está en nuestra naturaleza hacerlo, a veces

guardamos la esperanza de que personas volverán, que todo será como antes porque lo deseamos tanto que de eso nos convencemos, pero tal vez eso no sea lo mejor, necesitamos es ese click, ese instante para darnos cuenta de que las cosas deben cambiar, que tenemos que avanzar, superarnos, crecer, amar y disfrutar cada momento como si no existiera otro y así empezaremos relmente a vivir.

¿?¿?¿?¿?

Que te abra las piernas? O que te abra la cabeza? Que te rompa los miedos? O que destroce tus certezas? Que te cambie la mente? O que te ayude a crecer? Que te enjaule? O te haga florecer? Que te restrinja, que te quite, que te reste? o que te sume, que te entregue, que te muestre? ¿Amor pleno o amor a medias? ¿Luz? ¿Oscuridad? ¿Vida? ¿Felicidad? ¿Qué es todo esto? ¿Qué sabes? ¿Qué quieres? ¿Qué esperas? ¿Qué tienes? ¿Qué te falta? ¿Qué te dan? ¿Estas viviendo? ¿Te estás hundiendo? ¿Con el corazón o sólo con la razón? ¿Adrenalina o prudencia? ¿Sin cordura o con decencia? ¿Cómo quieres que sea? ¿Tienes todo lo que deseas?

¡Fire!

Pieles destrozadas, corazones ensagrentados, las sábanas rotas, besos desgarrados, caricias olvidadas, el amor prestado, tus palabras impertinentes, tu actuación demasiado hiriente, ¡mírate! Todo parece tan convincente, ¿quién sale herido? Vaya a saber tu cabeza reacia, que se rehúsa a ver más allá de tu ira, de tu ego, ¡vaya eficacia! No estoy juzgando, para nada, mis manos también están manchadas, no son prejuicios, no son injurias, mucho menos falacias, ¿a dónde hemos llegado? Parece que a la nada, mi pecho no deja de sangrar, se rehúsa a ver, como la ciega poesía que hainvadido mi carne y nubla mi juicio, pero la soga que un día a ti me unió, ha sido cortada, de raíz, no hay vuelta atrás, la reconexion no está al alcance, pero sí tu boleto de escape, ¡mira qué fácil ha sido! Después de tanto placer, lo que existía se desvanece y quema como fuego, ¡apágalo! O ¿ya es demasiado tarde? ¡detenlo! antes de que se propague el incendio y no allá vuelta atrás.

F r e e d o m

Relámpagos y truenos ensordecedores

Luces radiates de mil colores

Verde vivo y rojo carnal

Azul celeste y amarillo primaveral

Blanco puro y negro audaz

Atardeceres desbordantes de paz

Amores eternos y amores fugaces

Dolores leves y dolores tenaces

Sol y luna se encuentran escapando del mal

Cielo es el lienzo de los cómplices de placer banal

Las estrellas observan, sintiendo soledad

Las nubes se unen para su compañía, en un acto de bondad

Tierra procrea, tierra te ofrece

Todo lo tienes, pero no te pertenece

Almas perdidas, almas gemelas

Amores prestados, amores usados

Caricias deseas, caricias regalas

Besos bienvenidos, besos de adiós

Abrazos forzados, abrazos con alas

Corazones salvajes, corazones vendados

Vida que es vida, vida aprovechada

Libertad inexistente, libertad encadenada

Muerte viviente, mezclada entre la gente

Sin rumbo y sin sentido, total

desorientada

Abre los ojos, que vuele tu mente

Siente y palpa, distorsiona tu mirada

Se te desvanece el tiempo, fluye con él, fluye como corriente

Aprecia y vive rompiendo las cadenas

Libertad y consciencia, sin que te detenga nada.

L.